La ley 20.964, que otorga una bonificación única por retiro voluntario al personal asistente de la educación, fue la normativa a la que se acogieron dichos funcionarios.

En una emotiva reunión con el alcalde de Vicuña Rafael Vera y el jefe Daem Gabriel Pastén, estuvieron presentes 3 de los 4 asistentes de la educación que se acogen a retiro voluntario este 30 de septiembre.

Se trata de William Veliz Molina, quien ha trabajado durante 38 años entre las escuelas Ríos de Elqui de Rivadavia y Lucila Godoy Alcayaga de Vicuña; María Aguirre Araya 16 años en la escuela de Chapilca y Elizabeth Veliz Molina, quien ha cumplido labores por 42 años en el liceo Carlos Mondaca de Vicuña. Por motivos de salud no pudo asistir Juan Antonio Gómez Velásquez, quien desempeña funciones en la Escuela José Abelardo Núñez, de San Isidro.

Estos 4 funcionarios se acogen a retiro voluntario, al igual que otros 7 vecinos y vecinas de Vicuña que visitaron el municipio durante el mes de agosto, quienes han desempeñado sus funciones en diversos establecimientos educacionales municipalizados de la comuna.

La ley 20.964, que otorga una bonificación única por retiro voluntario al personal asistente de la educación, fue la normativa a la que se acogieron dichos funcionarios. Modalidad disponible para las y los asistentes de la educación, que tengan más de 70 años y se encuentren en funciones.

María Aguirre ha cumplido funciones como auxiliar de servicio, aunque al ser la escuela de Chapilca un establecimiento educacional unidocente cumplió un importante rol con los niños y niñas ayudando al profesor. “Llegó el momento en que nos debemos retirar, igual estoy contenta de haber trabajado todos esos años en esa escuela, aportando todo lo que pude, y me voy feliz (…) me voy muy orgullosa de haber trabajado en esa escuelita rural en la que empecé con una matrícula de más de 30 niños, ahora tenemos 22 niños en esa escuela ”.

El jefe Daem Gabriel Pastén se refiere a este acontecimiento. “Creo que nosotros hemos actuado con mucho respeto y cariño con los funcionarios que han presentado su renuncia para recibir el incentivo al retiro, tenemos ya muchísimos procesos realizados, y casi todos son hechos de manera muy oportuna, fundamentalmente contento porque en todos los casos son excelentes funcionarios que entregaron la vida en beneficio de los niños de la comuna”.

Por su parte el alcalde Rafael Vera agradece el trabajo realizado por los asistentes de la educación. “La tremenda entrega que hicieron durante todos estos años, sabemos que nuestros asistentes de la educación hacen muchísimas cosas en la educación, la educación municipal no podría existir si no estuvieran los profesores, si no estuvieran los alumnos y si no estuvieran los asistentes de la educación entre otros, la verdad es que la labor que realizan es maravillosa”.

Las y los funcionarios continuarán en sus funciones hasta el próximo 30 de septiembre, posterior a eso recibirán su compensación económica por los años trabajados; de igual forma, se está preparando una ceremonia para reconocer de una manera más emotiva esta abnegada labor.