La instancia tuvo bellos momentos donde las y los estudiantes pudieron leer fragmentos de diversas obras literarias, y donde también docentes representaron escenas de la novela de fantasía “Alicia en el país de las Maravillas”.

El colegio Joaquín Vicuña Larraín presentó a la comunidad educativa la actividad “El placer de oír leer” en el teatro municipal, iniciativa de fomento lector donde se evaluó la velocidad en la lectura, fluidez lectora y calidad de la lectura, que las y los estudiantes han desarrollado durante el año escolar.

La instancia tuvo bellos momentos donde las y los estudiantes pudieron leer fragmentos de diversas obras literarias, y donde también docentes representaron escenas de la novela de fantasía “Alicia en el país de las Maravillas”.

Cabe destacar que en esta actividad participaron todos los cursos en una primera etapa en el museo Gabriela Mistral el 17 de noviembre, para definir al mejor lector por curso, siendo la presentación en el teatro, la instancia final donde obtuvieron el primer lugar tres estudiantes en 3 categorías, de 1ero básico, Matías Rodríguez Cortés; de 5to básico Almendra Montenegro Rojas y de 8vo básico Vianka Gajardo Orellana.

En la actividad participaron los concejales Rodrigo Alcayaga, Caroll Alcayaga, el jefe Daem Gabriel Pastén, entre otros invitados.

Matías Rodríguez destacó que la lectura le ayuda a ser mejor, “me puedo meter en el mundo de la lectura, los personajes, me gusta aprender y puedo ser mejor”.

Mayran Cortés Milla, madre de Matías, destacó la actividad y la formación que tiene su hijo en el colegio, “lo que más me gusta de todo esto es ver su desplante, su personalidad, y 100 % orgullosa de mi hijo, lo dejo que sea él, le digo que siempre tiene que luchar por sus sueños y para eso son muy importantes los estudios y la enseñanza desde pequeños”.

Almendra Montenegro fue elegida además de su categoría, como la mejor lectora del colegio, destacando que la lectura la traslada a otros lugares, “la imaginación, como uno viaja, imagina, es como que viajara pero sin ir a ningún lado, entonces la imaginación mientras se está leyendo es mágica, me tenían muy curiosa los nombres de los libros”.

Darinka Rojas Valera, madre de Almendra agradece la formación de su hija y se siente dichosa de sus logros,  “muy orgullosa de mi hija, darle las gracias más que todo al colegio, a mis padres que han estado conmigo y decirles que las mamás solteras si podemos, tengo mi pecho inflado por mi hija, muy orgullosa (…) mi hija estudia desde prekinder hasta ahora que está en 5to básico, muy buen colegio, la han apoyado siempre, la lectura ha sido básica desde un principio, así que orgullosa de que mi hija pertenezca a la comunidad educativa del colegio Joaquín Vicuña Larraín”.

En tanto Vianka Gajardo revela que siente pasión por la lectura, “lo que más me gusta es que te puedes desestresar y te lleva a un mundo de imaginación muy lindo, el hecho de estar leyendo te libera bastante, y más con el tema este de la pandemia, la lectura es un buen refugio, y esta actividad la encontré súper linda, súper emotiva, y no es una actividad solamente para premiar a los niños que mejor leen, sino que es una actividad que se incentiva durante todo el año”.

David Veliz, director del colegio Joaquín Vicuña Larraín  precisó que esta actividad tuvo diversos fines educativos, y que la lectura potencia la capacidad cerebral, “se evaluó más que la fluidez y la velocidad lectora, la calidad de la lectura, nuestros alumnos han ido desarrollando durante el año, aspectos como la entonación, la exclamación, el énfasis, el cómo ocupamos los ademanes, acompañando al proceso lector, primeramente nos preocupamos de generar una velocidad lectora y una fluidez necesaria, para después agregar estos otros elementos que vienen a generar una lectura completa”.

Los otros finalistas quienes participaron en la lectura fueron Alondra Ramos de 2do básico, Kiara Guzmán de 3ero básico, Jorge Rivera de 4to básico, Jeissa Colome de 6to básico y Luz Garrote de 7mo básico.

 Destacar el énfasis educativo de este periodo en el que el colegio Joaquín Vicuña Larraín motiva al estudiantado, en tiempos en el que la lectura debe competir con la influencia masiva de las redes sociales.