En el marco del programa “Acercando el Cine a las audiencias regionales”, la Corporación Cultural Municipal de Vicuña, contará con la presencia del destacado director chileno.

 Este jueves 16 de mayo continúa en Vicuña el programa Acercando el Cine, iniciativa del fondo de fomento audiovisual, cuyo objetivo es acercar la enseñanza del cine a los escolares para formar futuros espectadores sensibles a la cinematografía local.

En esta ocasión es el turno del film “Julio comienza en julio” y que contará con la presencia de su director, Silvio Caiozzi, quien una vez finalizada la película dialogará con los estudiantes del Liceo Carlos Roberto Mondaca de Vicuña.

“Julio comienza en Julio” es un filme chileno de 1979, ganadora del premio Colón de Oro del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en 1979 y recibió el Premio del Círculo de Críticos de Arte de Chile. En 1999, fue elegida la mejor película chilena del siglo XX por votación popular convocada por la Municipalidad de Santiago.  Es considerada por la crítica como uno de los mejores filmes del cine chileno y relata la historia de don Julio García del Castaño, poderoso terrateniente que debe velar por el futuro de sus tierras, para lo cual debe preparar a Julito, su hijo y heredero, en las artes de convertirse en un hombre.

Esta fue la primera película que consolidó a Silvio Caiozzi como cineasta chileno, premiado en importantes festivales internacionales, además de tener una extensa carrera como director de cine publicitario. Sus películas se caracterizan por un gran preciosismo estético y sus rodajes, por un gran nivel de meticulosidad y perfeccionismo.

Caiozzi se encantó con el séptimo arte cuando tenía 13 años; una cámara de 8mm de su padre fue la clave para que su personalidad tímida y retraída fuera exteriorizada a través de una pantalla recreando historietas de revistas. A los 17 años viajó a Estados Unidos para estudiar en el Columbia College de Chicago​ de donde se recibió como Bachelor of Arts in Communications en 1967.

Tras sus estudios en Estados Unidos, regresó a Chile y se integró a la productora de programas de televisión Protab. Allí, fue ayudante del cineasta Helvio Soto, con quien en 1970 fundaron Telecinema, una productora de largometrajes y publicidad.​ Posteriormente, el director franco-griego Costa-Gavras viajó a Chile a filmar Estado de sitio (1972), donde Caiozzi trabajó en la segunda unidad de cámara.​ Desde ese momento no detuvo su trabajo tras las cámaras siendo director de fotografía en cinco producciones, la producción propia la emprendió cuando filmó, junto con Pablo Perelman, “A la sombra del Sol” (1974), pero el reconocimiento, tanto del público como de la crítica,​ llegó cuando estrenó Julio comienza en Julio.